Reseña No más besos

Stop Kiss (No más besos) habla de muchos temas más allá de la tolerancia y la identidad sexual.

No más besos es un auténtico viaje emocional; una historia dulce y llena de aprendizaje que trata muchos temas como el amor, la tolerancia o el deseo por alcanzar nuevas metas.

SOBRE EL ESPECTÁCULO

La obra cuenta la historia de Callie (Lara Dibildos) y Sara (Miriam Vázquez) quienes se conocen y se enamoran inesperadamente en la ciudad de Nueva York. Todo comienza como un cuadro de soledad, de aquella soledad que viven los seres humanos en las grandes ciudades pese a estar rodeados constantemente.

Poco a poco, ambas se sienten de manera inesperada, fuertemente atraídas la una por la otra, y comienzan a vivir un amor diferente, tal vez empujadas por sus respectivas situaciones. La atracción va ocurriendo entre ellas con la incertidumbre y la inocencia de un primer amor… Pero su primer beso provocará un suceso trágico que cambiará sus vidas para siempre.

EQUIPO ARTÍSTICO

REPARTO
Lara Dibildos
Miriam Vázquez
Óscar Olmeda
Iñigo López

EQUIPO TÉCNICO

DISEÑO DE ILUMINACIÓN
Julio Baó
DIRECCIÓN
Óscar Olmeda
TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN
Miriam Vázquez
FOTOGRAFÍA
María Fernández

Reseña



Dicen que segundas partes nunca han sido buenas pero en este caso No más besos rompe la tradición y rompe también las tablas con una tercera versión aún mejor si cabe, dejando una tercera temporada que seguro será el preludio de muchas temporadas futuras que vendrán, ya que la conexión y la complicidad del público demuestran el éxito verdadero de la obra y su boca a boca. Si habéis visto alguna de las versiones anteriores, es también recomendable que asistáis a ver la nueva función ya que los cambios que encontraréis le dan un toque de frescura e intimidad en la historia de Callie y Sara que vale la pena conocer.


Una historia de amor cercana que llega a todo tipo de público y a todo tipo de personas de todos los gustos y formas de ser, ya que todos nos hemos visto cercanos a la historia que viven las protagonistas y el mundo que les rodea o sino seguro que tarde o temprano estaremos cercanos a ella de una forma u otra.


Un reflejo social contado con respeto, verdad y muy efectivo sobre una realidad que tristemente existe y sucede hoy en día donde la oscuridad quiere luchar contra el amor y la maldad a veces azota en el lugar menos indicado. Nueva York, la ilusión, la inocencia, los sueños, la noche, la lucha, la amistad, la maldad y un beso que no debería haberse truncado dejan paso a una historia que va caminando entre el tiempo y nos muestran un tierno y emocionante comienzo que va creando una historia que va creciendo entre dos personas y que nos permite ser cómplices y participes de la misma, sumergiendonos en su mundo y creando magia y vida haciendo teatro en su más pura esencia, donde la montaña rusa no cesa de girar y el reloj de Callie y de Sara ya ha estallado y no puede parar su historia.


Miriam Vázquez hace enorme el escenario con su sonrisa y su naturalidad, enorme en la parte más lumínica y clara de la obra y rompedora en la parte más dura y conmovedora de la misma, demostrando que su unión con Sara ya es irrompible y es como si hubiese sido creada para ella. Lara Dibildos sorprende y regala una interpretación excelente donde resulta tanto divertida, natural, sensible como capaz de emocionar al espectador más duro y reacio, destacando no sólo los cambios que va teniendo según avanza la historia, sino los momentos más complejos de la investigación donde el silencio del teatro es atronador y los momentos más desgarradores del final.


Sin duda el dúo de ambas nos deja unas interpretaciones para mantener en la memoria y seguir pensando una vez la obra ha finalizado, pero no terminado ya que se viene con nosotros a casa.


No falla tampoco el papel de Ignacio López como George dando un toque muy ameno y de modernidad a la obra en su relación con Callie y la del inspector Óscar Olmeda que a la vez es también el director de la obra.


La sala Lola Membrives nos deja el escenario perfecto en cuanto a la cercanía con el público y el montaje, ocupando uno de los teatros más clásicos y queridos de Madrid donde han pasado grandes estrellas y grandes obras, tal y como está logrando No Más Besos, que llegó desde Broadway para hacer de Madrid su nuevo hogar y sin duda ya lo hizo.


Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s