Crítica de Matar Cansa en el teatro Kamikaze

INTRODUCCIÓN

“Una víctima seduce, provoca. Una víctima aguarda el momento, toda una vida, atrae despacio a su asesino”. Esta es la confesión de un hombre que se presenta como el admirador desmesurado de un criminal. Un relato que navega de manera visceral, poética e incluso evangélica a través de los acontecimientos que llevaron a este asesino a convertirse en una figura temida por el mundo y venerada por nuestro narrador. Jaime Lorente interpreta el celebrado monólogo del dramaturgo y cineasta argentino Santiago Loza.

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Texto

Santiago Loza

Dirección

Alberto Sabina

Intérprete

Jaime Lorente

Diseño de iluminación

David Picazo

Diseño de sonido

Ruben Berraquero

Producción

Jaime Lorente

Fotografía e idea cartel

Alba Pino

Fotografía de escena

Pascual Laborda

Dirección artística

Antonio Mateos

Diseño gráfico

Patricia Portela

Agradecimientos

Navel Art, Blanca Escobar, Jordi Buxó y la familia Kamikaze

Una producción de Jaime Lorente con la colaboración de Buxman Producciones

Crítica

Jaime Lorente vuelve a las tablas con un proyecto personal donde se desnuda en cuerpo y alma en el escenario para dar paso a una obra compleja, oscura y muy poderosa a la par que incómoda, recomendada para todo aquel que disfrute de un texto con garra y que es en sí puro teatro.

Un monólogo donde nos acercamos a la mente del asesino, para descubrir cuáles son los motivos que llevan a una persona a matar y como se siente respecto a ello y el impacto que produce en su vida y en la del resto.

En este caso, vemos la vida de un asesino y su desarrollo bajo los ojos de un admirador, porque aunque pueda parecer inusual o increíble, siente admiración por la muerte y la forma de asesinar y acabar con la vida de sus víctimas del asesino que mencionan, pasando en una montaña rusa y terminando con su declive y correspondiente castigo.

Jaime se quita la camisa y saca las entrañas y se las regala al espectador, atraviesa con sus palabras y su crudeza, muestra un lado desconocido del ser humano oculto pero real y más común de lo que pensamos, con una representación de situaciones muy duras y con unos cambios de registro muy convincentes como sorprendentes, en una unión de espectador y ejecutor que hace del monólogo toda una experiencia.

Una sola silla, un juego de luces de David Picazo que es el compañero perfecto de Jaime junto al sonido de Rubén Berraquero y las palabras de Santiago Loza junto a la dirección de Alberto Sabina en una oscura historia perfecta para estos tiempos de incertidumbre que os hará evadiros en un ambiente lleno de seguridad en el teatro Kamikaze y que ante todo os sorprenderá en uno de los papeles con más sentimiento y verdad de Jaime Lorente en un salto al vacío escénico donde el público arropará esta historia de soledad y frialdad convertida en un verso maldito de peligrosa admiración.

Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s