Crónica Manuel Carrasco en concierto en el Wanda Metropolitano de Madrid

img_8649

Manuel Carrasco se posicionó en el Wanda Metropolitano como una de las figuras más importante de la historia musical española de nuestra actualidad marcando este concierto como una noche para el recuerdo sin duda alguna, una noche donde se entregó en cuerpo y alma en un concierto de casi tres horas de duración ante la friolera de 50.000 personas nada más y nada menos.

Comenzó entonando Me dijeron de pequeño ante una multitud que por supuesto han creído en sus sueños y le han llevado a donde está, en una noche hasta difícil de haber sido soñada. Siguió con la vitalidad de Yo quiero vivir, todo un himno para sus seguidores y continuando con la poderosa Aprieta.

Las canciones de Carrasco se caracterizan también por su sensibilidad y sus grandes historias, y sin duda en el ámbito del amor es un experto con sus temas. Otro de los que nos regaló fue Los primeros días consiguiendo emocionar a todo el estadio, para seguir con la famosa Que Nadie animándonos a que nadie corte nuestras alas ni nos dejemos comer la vida por nadie. Siguió reivindicando con Vete, una canción que fue coreada por todo el estadio de nuevo y emocionándolo en más de una ocasión.

Pletórico disfrutaba de cada segundo corriendo por el escenario y contagiando a todos de su energía y su aura de positivismo y felicidad. Llámame loco fue sin duda otro de los temas más emocionales de la noche para continuar con un canto a la fuerza de esas mujeres que luchan día tras día con Mujer de las mil batallas, tema en el que el estadio quedó repleto de mil globos rosas en homenaje a todas esas luchadoras.

Otros temas de la noche que no pudieron faltar fueron Ya no, Te veo entre la gente, Dispara lentamente, Siendo uno mismo, No dejes de soñar, Siempre fuertes, Déjame ser, Tan solo tú… un repertorio que mostró su esencia de principio a fin formando un precioso recordatorio en modo de camino musical a lo largo de su carrera, ya que a parte de la banda sonora de Carrasco ha sido también la banda sonora de la vida de muchos de los que quisieron acompañarlo en esta noche tan especial.

La felicidad que compartió Carrasco con su banda sin duda nos contagió a todos… y es que Qué bonito es querer y hacerlo de esta forma tan musical en el Wanda en una noche de verano.

Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s