Entrevista a Daniel Cros

 

«Sed de Viaje» contiene diez nuevas canciones compuestas (letra y música) por el artista, grabadas en su estudio del barrio del Poblenou de Barcelona (Rosazul), a su regreso de una gira por Uruguay y Argentina.

El espíritu de este nuevo disco queda perfilado en la letra de la canción que le da título:

«Cuanto más viajo / más se ensancha el mundo / cuanto más lejos ando / menos me confundo / sed de viaje / hambre de volar»

Una sed de viaje que Cros sólo puede saciar girando y tocando. Por ello ha recorrido ya medio mundo -especialmente Latinoamérica-, guitarra en mano, difundiendo sus canciones. Esa pasión por el viaje queda documentada en los videoclips que ha realizado en diferentes ciudades: en Medellín («Brindo porque sí»); Montevideo («Andar») y Mendoza («Empezó a Nevar»), en las que el músico actuó el año pasado.

El nuevo disco refleja su inquietud permanente por incorporar ritmos de diferentes culturas y crear canciones que beben del son y del bolero cubanos (“Incluso esto Pasará”, “La Rueda de la Fortuna”); del folk (“Andar”, “Empezó a nevar”); de la “chanson française” (“La Vie en bleu”); del country (“Sed de viaje”); del blues (“El día menos pensado”) y del afro-pop (“Ça Va?) con su sello inconfundible, como explica el periodista Federico Francesch: «Daniel Cros es uno de los cantantes más personales de nuestro entorno. Su característica voz, que se acompaña de una dicción perfecta» (…) (B-Ritmos, 5/12/2018)

«Sed de Viaje» cuenta con cinco exquisitas colaboraciones: de Madagascar, el reconocido multi-instrumentista Kilema con quien comparte «Ça Va?»; de Galicia, Silvia Penide con quien canta «Incluso esto Pasará»; de Cuba, Mane Ferret con quien borda el son «La Rueda de la Fortuna»; de Mendoza, Argentina,  Sebas Garay con quien comparte «Empezó a Nevar» y de Medellín, Colombia, el cantautor Carlos Palacio “Pala” en “Brindo porque sí”.

A continuación os dejo mi encuentro con él para que podáis conocerle mejor y todo lo que me contó:

-¿Cómo te sientes respecto a compartir ya tu nuevo trabajo con el público y verlo por fin a la luz?

Muy contento la verdad. Tiene mucha vida, está conectado con las giras que he hecho en Latinoamérica, amigos, colaboraciones… estoy satisfecho después de haberlo editado y parido, ahora estoy en la nueva etapa de darlo a conocer e interpretarlo en vivo.

Cada canción tiene un enlace con las personas que tocan y su composición, son parte de mi camino.

-Has sido muy valiente en este largo viaje, ¿cómo has vivido la experiencia de esta gira por Latinoamérica?

La última gira fue por Uruguay, fue mi primera vez allí y una experiencia muy bonita. Fui en nombre de España a un festival de cantautores que hacía el ayuntamiento y conecté con cantautores de Costa Rica, Bolivia, Argentina… Toqué tanto en Montevideo como en provincias para experiencias muy bonitas, como una escuela para niños que no tenían experiencia de ir a espectáculos y les explicaba el oficio de escribir canciones y cantar, escuchaban muy curiosos y además una persona con un acento tan raro para ellos como el mío.

-¿Has notado algún cambio más notable en la forma de entender la música?

Sí, en cada lugar es diferente como se acercan a la música, pero como cantante español he notado mucha receptividad con gente muy atenta y curiosa a lo que hago. Ahora estamos dando forma a las giras. A Colombia he ido prácticamente cada año en los últimos tres años y ya tengo muchos amigos, es un país muy lleno de contrastes como España y suelo conectar mucho.

-¿Se ha cubierto tu sed de viaje? Aunque nunca acaba…

También tengo necesidad de descansar porque el trajín de ir a abajo también agota. Quiero conocer muchos sitios, como por ejemplo África que he visto muy poco pero es diferente hacer la música con Latinoamérica que me entienden, la comunicación es más visceral, por ejemplo quiero visitar también el sudeste asiático. Hay tantos lugares para conocer y descubrir… a veces es mejor con alguien local que te enseñe todo a través de sus ojos. Me gusta conectar con las personas, con sus ilusiones, sus problemas…

-¿Te quedas con algún lugar en especial personalmente?

De Latinoamérica por ejemplo Colombia me ha impactado, Medellín, El Valle del Cauca… México me fascina y tengo muchas ganas de regresar, ya solamente el DF, pero el país en general a pesar de la inseguridad y sus graves conflictos pero es muy interesante…

-¿Has aprendido algo de ti mismo nuevo con este disco?

Componer las canciones y grabar un disco siempre es un continuo aprendizaje, primero del proceso de creación y de ti mismo, que al final se refleja en la producción, en las canciones, en la composición… del trabajo en conjunto de tu manera de sentir y de ser. Siento que estoy en un largo proceso de simplificarme y de sentir en la forma de las canciones. Ya son nueve discos y la trayectoria a veces ya pesa según como lo mires y yo no quiero sentir ese peso, quiero soliviantar… no se puede partir de cero porque ya tienes un bagaje y tienes experiencias…

No sé que pasará en el siguiente disco pero me gusta la sensación de renovarme y tener libertad artística y personal y también marcarme un reto a mi mismo aunque ya lo hago con las canciones y suelo ser exigente para pasar el filtro conmigo mismo.

-¿Tuviste dudas sobre el repertorio final del disco?

Tuve algunas dudas pero ahora me alegro de no haberlas dejado pasar, igualmente si hubiese entrado alguna otra habría descubierto cosas porque a veces al producir todo cambia, pero estoy orgulloso de las diez.

-¿Algún descubrimiento musical que hayas hecho últimamente?

Hay un músico que colabora conmigo de Madagascar que vive en España, Kilema, toca un instrumento de su tierra que se llama valiha que es como un bambú con cuerdas metálicas que son los cables de freno de las bicicletas y es el instrumento nacional de Madagascar y tiene una sonoridad muy especial y tiene mucho tránsito de gente que viene de Asia al estar el país en África pero mirando dirección a Asia.

El momento en que invitas a alguien a tu mundo y hace una colaboración y se mezclan los colores y aporta su fonética y forma de cantar… los momentos más intensos del disco son las canciones con colaboraciones y aporta mucho el compartir y también impacta, me emociona mucho tener estos invitados en el disco y no solo se queda ahí, tenemos pendientes conciertos juntos como con Kilema y Silvia Penide, una cantautora con la que he estado hace un mes cantando en A Coruña y ella vendrá a Cataluña en otoño y tenemos pendientes conciertos.

Es un proyecto de ida y vuelta.

-¿Cuál es para ti la canción más personal y cuál la más enérgica?

La de Ça Va? que toca Kilema es muy liviana y está construida sobre un ritmo del folclore de Ghana, tiene una energía muy fresca. La más personal quizás sería Andar, que es la canción que arranca el disco y habla de la conexión del paisaje de la ciudad y como afecta al caminante, como avanza el día y entra en la persona y en sus emociones, es una canción muy abierta y también muy expresiva, conecta con la gente porque cada uno vive la ciudad y los momentos del día muy diferentes.

-¿A qué película le pondrías banda sonora con este disco?

Serían varias películas pero hay una canción llamada La ventana indiscreta que es un homenaje al cine, a este clásico de Hitchcok de los años 50 y está construida sobre el argumento de la película a mi manera.

-¿Cómo me describirías para ti el concierto perfecto?

Buen sonido, buena atmósfera y la atención del público, que la gente esté pendiente de que hay una persona que está tocando y esa atención a lo que digo y como lo digo. Es la energía de ida y vuelta, yo lanzo y impacta y vuelve, todo depende de eso, de esta mezcla.

-¿Algún concierto que recuerdes especial que te haya marcado?

Te diría un concierto de Leonard Cohen del disco de Various Positions en el Palacio de Deportes de Barcelona y otro muy potente fue de The Clash en Brixton en Londres en 1983 que me impactó mucho.

-¿Un lugar especial de Barcelona que recomiendes?

El Poble Nou, un barrio que conserva el espíritu de pueblo y la playa, esa zona para mi es entrañable y muy chula. Es un sitio al que siempre regreso de los viajes.

-¿Un momento especial que hayas vivido en el 2018 y uno especial que pidas para este 2019?

Fue muy especial la gira por Uruguay con mi compañero Esteban Monje, un amigo cantautor de Costa Rica, también compartir con Sebas Garay en Mendoza, tuvimos un concierto untos. Luego un concierto en Barcelona con otro amigo de Medellín, Lejo García, hicimos conciertos en Logroño, Barcelona, Andorra… son momentos con gente en buena sintonía y compartes el cantar juntos.

En 2019 me gustaría irme unos días al mar menor a descansar. He rodado ya mucho aunque sea primeros de años y el problema de los músicos es que no separas pero necesito vacaciones, calma y llevarme la guitarra y disfrutar.

Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Anuncio publicitario

1 Comment

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s