Crítica: La Vie Pure

CRÍTICA: LA VIE PURE

th (2)

La Vie Pure sin dudarlo es una obra creada por Jeremy Banster dispuesta para llegar y tocar el corazón del espectador en una historia donde la búsqueda de los sueños y el intento de cumplirlos pase lo que pase, cueste lo que cueste y tengas que dejar lo que tengas que dejar atrás es la esencia de todo.

La película es compleja de describir, ya que aunque cuenta con un presupuesto bajo está a la altura de las superproducciones que podemos ver habitualmente en los grandes estrenos. Te invita a vivir una aventura junto a Raymond Maufrais, un joven explorador francés que se adentró en la selva lleno de valentía y esperanza buscando encontrar todo lo que llevaba anhelando desde niño.

Todo ello lo vemos también bajo el prisma de su familia y los efectos que causa en ellos su marcha, pero también vemos que aunque el amor y la falta que sienten por su hijo les está consumiendo, su padre no cesa en la búsqueda de su hijo aunque ello pueda llevarles al precipicio a todos. Un diario es el vínculo de unión mediante la escritura y los recuerdos para juntar a unos corazones separados pero que siempre permanecen unidos en el tiempo aunque les separen mares de distancia.

No solo sacrifica la relación con sus padres, sino también con su mujer e hijos, algo que le marca de por vida. Por otra parte la película demuestra que aunque sepamos que el peligro y las consecuencias de cumplir nuestro sueño van a ser muy altas, tenemos que pagar el precio si queremos llegar hasta el final.

Todos los personajes que se van cruzando en el camino de Maufrais van dejándole pequeñas huellas aunque su presencia sea casi anecdótica, pero todos van ayudándole a crear su camino. Si hay que destacar a alguno sería Bobby, su perro fiel que le acompaña desde el principio de su travesía hasta el final.

El trabajo de Stany Coppet es impresionante y nos muestra muchas de sus facetas como actor, viviendo momentos muy felices hasta otros extremadamente duros. Sin duda se deja la piel y transmite todo lo que siente al espectador, que sufre y siente cada momento con él. Como guiño, os diré que el director Jeremy Banster también aparece en la película.

No os perdáis una de las películas con más corazón de la temporada, hecha por y para soñadores.

Esther Esteban, Madrid

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s